sábado, 30 de julio de 2011

El niño se va al monte

El título del blog no se refiere sólo a buscar cada vez nuevas experiencias, a cual más salvaje, sino que puede haber etapas en que las “nuevas aventuras” entren dentro de lo que se puede considerar “actividades civilizadas”.

Hace un par de meses, en una de las salidas sociales de Os Andarines, Jorge comentó algo sobre una salida al monte en julio, de las fin de semana, y se le ocurrió decirme si me apuntaba. Creo que lo pensé medio segundo.

La idea inicial era hacer parte del recorrido de “Carros de Foc”, pero resulta que el asunto refugios estaba petado en julio, y por aquellos lares no permiten montar la tienda, así que dos semanas antes se buscó una alternativa.

Fue Juan, con más experiencia montañera, quien seleccionó una ruta por el Pirineo Aragonés, empezando cerca de Biadós y cruzando a RiouMajou, en Francia, de ida por Urdiceto y de vuelta por el Puerto de La Madera.

No había hecho nunca una salida al monte así: mis salidas eran de excursiones en el día andando o de ir corriendo a todo trapo, de modo que los preparativos de la semana de antes tuvieron cierta emoción por la novedad (de hecho no tenía ni mochila de tamaño apropiado).

El viernes a media tarde salimos los 5 maromos en un coche hacia el camping El Forcallo, en el TM de Gistaín, al lado del campamento de la Virgen Blanca, donde pasamos la primera noche.

Tanto el sábado como el domingo salieron unas 8-9 horas de marcha, con algo más de 1000 metros de desnivel positivo cada día. El fin de semana fue fresco en el lado español, y bastante frío en los altos y en el lado francés, donde no asomó el sol.

En definitiva un recorrido no muy exigente, con una gente estupenda, que nos permitió disfrutar, reír, y en definitiva pasar un fin de semana distinto.

Para mí ha sido una experiencia nueva, muy satisfactoria. Espero no tardar otros 42 años en repetirla.










4 comentarios:

  1. Pues si Chema, si. Hay vida inteligente a ritmos mas lentos de 6 min/km. ¿Por cierto, no es ese Masgrau, de Barbastro?

    ResponderEliminar
  2. No creo, que todos éramos cheposos.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡Buena excursión sí señor!! Buenos paisajes y mejor compañía... ¿Qué más se puede pedir? ¡¡Ah sí: Buena comida y abundante Ambar!! Espero que no faltara de ninguna de las dos...

    ¡¡Un abrazo campeón !!

    Carlos-Cansamontañas

    ResponderEliminar